Primer álbum del folklorista chileno Héctor Pavez, que incluye algunos de sus grandes éxitos como El lobo chilote, Ay, mi palomita y Comencemos por aquí. Fue publicado por el sello EMI – Odeón en 1967, bajo el número de serie LDC-36250, como Volumen XVI de la serie El Folklore de Chile.

Acompañaron a Héctor en este disco: Gabriel Salinas (acordeón), Iranio Chávez (guitarra), Juan Gianelli (percusión), Alberto Cruells (percusión), Nelly Pavez (percusión), Raquel Pavez (coro y zapateo), Ramón Pavez (coro y zapateo), Hernán Núñez (pandero) y Rubén Cortez (violín).

Dice en la contraportada del LP:

En este conjunto de canciones reunidas con esforzado afán y noble propósito de chilenidad, por el joven intérprete Héctor Pavez, se ofrecen “tonadas” (en las formas de “canción simple” y tonadas con estribillo), “cuecas”, “danzas”, “villancicos”, “segrillas”.

Algunas pertenecen al auténtico folklore musical recogido en Chiloé y otras partes del país.

A ellas se agregan las de carácter popular, de autores conocidos y también las creadas por el propio intérprete.

Estas no pertenecen al folklore, a pesar del esfuerzo de sus autores por acercarse a las características de ritmo, sentido melódico y contenido de los textos de las folklóricas.

Los dones receptivos de Pavez y sus afanes decididos por superar esa tendencia generalizada a adulterar los caracteres más propios de los cantos folklóricos, ya en el ritmo, en la melodía o en los modos expresivos, persiguiendo finalidad comercial, le guían en la rebusca y en el propósito de alcanzar valores de sentido estético-folklórico.

Sus interpretaciones son siempre sobrias, respetuosas de los modos humanos y expresivos que le fueron dados captar en las interpretaciones de las personas que le ofrecieron sus canciones en su medio de vida geográfico y cultural; tal actitud de folklorista recolector es digna y honrada.

Algunas de las canciones del conjunto alcanzan interpretación sobresaliente. Se da por ejemplo en la tonada “El cautivo”. En ella la voz del intérprete refleja el sentir campesino, resignado y sufriente, hasta en ese alargamiento de la última sílaba an cada estrofa, especie de glisando descendente o rezongo deprimido, rasgo bien típico de cantores del centro de Chile.

En la “segrilla’’, creada por Pavez a base de elementos rítmico-melódicos y textos dados por un cantor chilote, con el fondo sonoro acompañante de bombo y guitarra, la voz alcanza belleza expresiva y gracia típica, en contraste con el sentimiento quejumbroso frecuente en cantos de nuestros campesinos. En la “pericona”, obtenida al interior del Astillero de San Juan de Chiloé, a la atmósfera sonora que crean un violín, un bombo, una guitarra y el zapateo de bailarines, el canto se une acertadamente y un acento de verdadero folklore chilote surge de esta interpretación sentida y cariñosa.

Por la labor de recolector y de intérprete afanoso de superar sus posibilidades en la rebusca, este joven folklorista merece el aprecio y el estímulo de todos los que aman aspectos de belleza genuina que contienen las creaciones musicales que forman parte del patrimonio cultural de nuestro pueblo.

CARLOS ISAMITT

Lista de temas:

01. La sentencia [Violeta Parra] (2:56)
02. El lobo chilote [Manuel Andrade] (2:53)
03. Ay mi palomita [del folklore] (3:31)
04. Despierta niñito Dios [Héctor Pavez] (3:27)
05. En la barra chaiguado – Cuando chiquito en la escuela [del folklore] (3:39)
06. Comencemos por aquí [del folklore] (2:35)
07. Dicen que las heladas [del folklore] (3:08)
08. Las penas del minero [Juan Segundo Plascencia] (2:59)
09. Adiós Violeta [Héctor Pavez – del folklore] (4:26)
10. Para bailar segrilla [Héctor Pavez – del folklore] (2:18)
11. El cautivo [del folklore] (3:18)
12. Los ríos de Chile – Caracoles – No sé que tiene esa calle [Higinio Godoy – del folklore] (5:16)

 

Disfrútalo!!

Pin It on Pinterest