Publicado en 1970 por DICAP, bajo el número DCP-9, este constituye el primer disco larga duración de Gonzalo Grondona Farmer, más conocido como el Payo Grondona.

Aparecido en pleno apogeo de la Nueva Canción Chilena, esta obra del Payo posee varias particularidades que lo separan de lo que era tradicional en el canto popular de la época.

Lo primero que destaca, es el hecho de que en gran parte de las canciones se haga acompañar por un banjo, instrumento extraño al contexto latinoamericano, que si bien ya había sido utilizado por el canto social de Estados Unidos, donde principalmente Pete Seeger hizo de él elemento característico de su sonoridad, no ocurría lo mismo por estos pagos, donde lo que se estilaba era más bien usar instrumentos tradicionales, como la guitarra y/o instrumentos andinos.

Según cuenta el Payo, el banjo se lo había regalado un “yankee”, para que se “quedara callado”, y él se lo aceptó “a cuenta del cobre”. E hizo buen uso de él.

Pero no sólo en la sonoridad el disco del Payo se diferencia de lo habitual en los discos de la época. También hay que destacar sus composiciones, en donde junto a los contenidos de corte más “político”, introdujo el humor y el relato vivencial.

Según indica en la contraportada del disco, su objetivo no era hacer del folklore algo “recopilado y vernáculo”, sino relatar la cotidianeidad de la vida del pueblo, donde existe tanto preocupación por los temas sociales, como historias llenas de picardía y humor negro. En este sentido, destaca una canción que fue la que tuvo el mayor éxito: “Il Bosco”, donde relata las peripecias que pasa una pareja que busca un lugar donde poder “retozar”. Esta historia la ambienta en el sector de Alameda con San Francisco, donde se ubicaba un local tradicional de la bohemia santiaguina: “El Bosco”, cerca del cual solían juntarse prostitutas y se ubicaban algunos hoteles que cumplían las funciones de los “moteles” de hoy en día. Haciendo el cuento corto, la pareja tiene que aguantarse las ganas de “expresar su amor”, atendido que no encuentran ningún lugar disponible para hacerlo (ni siquiera al aire libre).

Otro tema que destaca, en este estilo más humorístico (irónico), del Payo es “La conversada”, tema en que es acompañado por Isabel Parra, donde da cuenta de una sosa conversación entre un hombre y una mujer, la que está construida en base a un sinnúmero de lugares comunes, que se pueden encontrar en cualquier conversación de dos personas que se topan “por ahí” (no creo que exista nadie, que no haya tenido alguna vez una conversación de ese estilo).

Y finalmente, no se puede dejar de mencionar el clásico “Me diste mal la dirección”, que según cuenta el Payo en sus presentaciones, corresponde a una historia verídica que le ocurrió cuando era joven, con una chica bien “buenamoza” que conoció, que efectivamente le dio mal la dirección.

Junto a estos temas más “livianos”, el disco incluye algunas canciones de corte directamente “político” como “Doña Lucha por la vida”, en que relata la historia de una pobladora, que vive en un sitio tomado. Un tema duro, directo, en el que se expresa el ideal revolucionario que el Payo enarbolaba en aquella época. Sin embargo, es importante destacar que esta canción, pese a su sentido político, no apela al estilo “épico” que era común en algunas canciones políticas de la época, sino que se mantiene fiel a esa idea del Payo de hacer una canción “vivencial”, que se refiriera a lo que le ocurre a las personas en el día a día.

Lista de temas:

01. Il Bosco (03:06)
02. La conversada [con Isabel Parra] (02:52)
03. El hombre actual (02:25)
04. La brujita (02:48)
05. El sindicato de esperadores de micros (03:36)
06. Tugar-Tugar (03:27)
07. El golpe de estado (02:04)
08. Me diste mal la dirección (02:29)
09. Doña Lucha por la vida (04:05)
10. El socio (03:05)
11. El crimen del cerro Barón (02:13)
12. Hola, oficina (02:42)

 

Disfrútalo!!

Pin It on Pinterest