Quinto LP del conjunto chileno Quilapayún, el primero que no contó con la dirección artística de Víctor Jara. Fue editado por el sello Jota Jota bajo el número de serie JJL-07 y distribuído por la Discoteca del Cantar Popular (DICAP) en 1969. Es uno de los trabajos más recordados del conjunto, que incluye algunas de las canciones que más han trascendido en su historia musical, como: La muralla, La carta y Carabina 30-30.

Formaban Quilapayún en ese entonces: Eduardo Carrasco, Carlos Quezada, Willy Oddó, Patricio Castillo, Hernán Gómez y Rodolfo Parada.

Dice en el interior del LP:

El papel y la importancia que tiene la labor artística para el Movimiento Revolucionario de los pueblos han sido señalados por primera vez en nuestro país por la histórica carta que sirve de presentación a este disco y que firma el primer líder de la causa de los proletarios chilenos, Luis Emilio Recabarren.

Nuestro conjunto ha definido desde sus comienzos

su labor de compromiso con los intereses del proletariado

y no ha escondido, ni esconderá jamás, su finalidad política. Esta nace del deseo de permanecer siempre fieles a la verdad naciente que impulsa y mueve a nuestro pueblo hacia la consecución de su auténtica realización histórica.

Todos los artistas que tienen la posibilidad de hacerlo, deben entregar su labor a la causa revolucionaria. Con ello no sólo cumplen su responsabilidad con la clase obrera, sino también con el arte, puesto que en una época de explotación y miseria, de sojuzgamiento de los pueblos, de guerras crueles e injustas, de desentrenado egoísmo e inconsciencia, de presiones que violentan la voluntad de los pueblos que buscan liberarse del imperialismo y el capitalismo, los artistas que se ponen al margen y profitan de su posición de privilegio dentro de la sociedad, que de mil maneras, busca corromperlos y enajenarlos, traicionan la esencia misma del arte, el afán de liberar, de educar, de elevar el hombre.

La sociedad burguesa quiere que el arte sea un factor más de enajenación; los artistas debemos transformarlo en un arma revolucionaria hasta que la contradicción que actualmente existe entre el arte y la sociedad sea por fin superada.

Esta superación se llama Revolución y su motor y agente fundamental es la clase obrera.

Nuestro conjunto, fiel a las ideas enunciadas por Luis Emilio Recabarren, ve su labor como una continuación de lo que ya han realizado muchos otros artistas populares.

Este lugar de combate ha sido ocupado por artistas, cuyos nombres están ya confundidos para siempre con la lucha revolucionaria de nuestro pueblo; el primero: Recabarren, los últimos: Violeta Parra y Pablo Neruda

El ejemplo que nos han dado es la luz que nos guía.

Lista de temas y autores:

01. A la mina no voy [Canción colombiana, siglo XVII] (3:18)
02. La muralla [Nicolás Guillén – Quilapayún] (4:13)
03. La gaviota [Julio Huasi – Eduardo Carrasco] (3:40)
04. Son cieco – Bella ciao [Popular italiana] (2:48)
05. Coplas de Baguala [Folklore argentino] (4:13)
06. Cueca de Balmaceda [Cueca del Siglo XIX, folklore] (2:17)
07. Por montañas y praderas [Himno de los guerrilleros soviéticos] (3:19)
08. La carta [Violeta Parra] (2:54)
09. Carabina 30-30 [De la Revolución Mexicana] (3:22)
10. Por qué los pobres no tienen [Violeta Parra] (4:00)
11. Patrón [Aníbal Sampayo] (2:41)
12. Basta ya [Atahualpa Yupanqui] (3:19)

 

Disfrútalo!!

Pin It on Pinterest