En 1971 Víctor Jara realizó una visita a México que lo llevó a presentarse en diversos escenarios. Parte de los registros de esas actuaciones fueron recogidas en este disco póstumo, editado por el Partido Comunista Mexicano; el cual posteriormente serviría de base para el álbum Víctor Jara en México, editado por Alerce en 1996, que incluyó además otras canciones.

Dice en la contraportada del LP:

VÍCTOR JARA: EL ARTISTA COMO MILITANTE POLITICO.

En 1971 estuvo en México Víctor Jara. En Ciudad Universitaria dio un recital de canciones. Lo mismo interpretó composiciones suyas que de Daniel Viglietti, Rubén Ortiz, Pete Seager y, obviamente de su maestra, Violeta Parra. Jara utilizaba el canto, y así lo expresaba de continuo, como arma política. Su militancia estaba conjugada con su creación artística. Para él las dos cosas eran indivisibles.

Varias de las canciones de que se compone este acetato están dedicadas a los “bandidos”. Para él había dos tipos: los que van al asalto revolucionario y los que tratan de impedirlo. Entre los primeros situaba a Joaquín Murieta, Camilo Torres, el Ché Guevara y otros. Entre los segundos a los que viven en la opulencia “en las casitas del barrio alto”.

El recital terminó como siempre, con aplausos a granel y con vivas del público. Modestamente él agradecía, pero no se dejaba engañar. Sabía que complacerse con el halago fácil era perder la perspectiva. Y para demostrar y demostrarse que lo fundamental era el cambio, regresaba a su país y se confundía con sus verdaderos hermanos: los indios, los desposeídos, los pobres, los transformadores.

En marzo de 1973 tuvimos la oportunidad de estar en Chile. Acababan de pasar las elecciones —últimas que habría en ese país— donde la Unidad Popular había conquistado más del 40 por ciento de los votos. Víctor estaba eufórico por ello y fue al calor del entusiasmo militante que le hicimos una entrevista de la cual transcribimos ahora algunos párrafos:

“porque al pueblo no hay que descender sino ascender. Nosotros como artistas no podemos mirar al pueblo desde nuestro sitial, desde una torre de cristal y entregarle nuestras virtudes, tenemos que sentirnos de igual a igual y para hacerlo tenemos que conocernos y conocer sus materiales, tenemos que conocer su lenguaje, su vida, convivir con ellos; ser capaces, de entrar a la casa y ser capaces, sobre todo, de que ellos comprendan que es uno igual y no hacer un arte paternalista”.

“Porque se da el caso de un hombre que toma la guitarra y sube al escenario y dice cosas muy bellas por la revolución, cosas muy bellas contra la injusticia y la miseria, pero que después de bajar del escenario es un hombre absolutamente ajeno a eso que está diciendo con su canto. Yo creo que toma fuerza la guitarra cuando el hombre que está detrás es realmente un revolucionario. Yo entiendo que un artista comprometido tiene una responsabilidad mucho más grande que el otro artista, el no comprometido”.

“La burguesía, durante muchos años, nos ha hecho creer a los artistas que somos seres especiales, que nuestra sensibilidad nos permite vivir al margen de los acontecimientos, rodeados de la gloria, del dinero, de la fama, de la publicidad. Y no es así. Un artista revolucionario tiene que ser uno de los cientos, de miles de manos que están trabajando y construyendo la historia”.

“Ojalá yo logre existir cuando nuestro país viva en el socialismo”.

JORGE MELÉNDEZ

Lista de temas y autores:

01. El Arado [Víctor Jara] (5:38)
02. Ni chicha ni limoná [Víctor Jara] (4:12)
03. Te recuerdo Amanda [Víctor Jara] (2:33)
04. Plegaria a un labrador [Víctor Jara – Patricio Castillo] (3:33)
05. El lazo [Víctor Jara] (3:52)
06. Versos de Joaquin Murieta [A Joaquín Murieta] [Pablo Neruda – Sergio Ortega] (4:41)
07. Camilo Torres [Cruz de luz] [Daniel Viglietti] (4:16)
08. Zamba del Che [Rubén Ortiz] (4:05)
09. Las casitas del barrio alto [Malvina Reynolds] (6:31)

 

Difrútalo!!

Pin It on Pinterest