Primer larga duración de Violeta Parra editado en Chile por EMI, en septiembre de 1957 bajo el número de serie LDC-36019. El primero de la serie denominada: El folklore de Chile.

En su gran mayoría recoge canciones populares recopiladas por Violeta, excepto: Parabienes al revés, Verso por la niña muerta y Verso por despedida a Gabriela Mistral, todas de creación de Violeta.

Dice en la contraportada del LP:

ARTISTA innata, nacida en la ciudad de Chillán, centro de tradiciones autóctonas. Violeta Parra ha ido perfeccionando su individualización con la música más auténtica de nuestra tierra a través de pacientes y profundos estudios, de recorrer los campos, de conversar con viejos cantores populares, con ancianas que aún recuerdan las tonadas que oyeron de labios de sus abuelas, y de cambiar ideas con músicos y estudiosos de nuestro país. Esta inquietud personal ha logrado reflejarla en los demás, y es así como desde su aparición en nuestro medio artístico, alrededor de 1950, produce un notable aumento en el interés general por los más puros valores de nuestro folklore. Se dijera que Violeta Parra ha descubierto a las nuevas generaciones un Chile musical hasta ahora desconocido. Si bien antes se hicieron valiosos aportes como el de los primeros conciertos de música chilena organizados y presentados por Pablo Garrido, entre 1943 y 1944, la presencia de Violeta Parra trajo consigo, como nunca antes se había logrado, un mayor acopio de material auténtico y un más activo entusiasmo por la investigación de nuestra música popular, debido en parte a su incansable tenacidad y a su extraordinario amor por nuestro folklore, que habría de llevarle también a Europa con una guitarra criolla bajo el brazo, como único documento de presentación. Y es así como logra en este viaje que la música auténtica de Chile sea considerada en los centros culturales de París y Londres y en las oficinas centrales de la UNESCO, donde ofreció recitales y grabó discos para las colecciones privadas y públicas.

Esta edición, que ahora presentamos, es como un resumen de la fuerza poética y musical de Chile, que abarca desde la mitad hasta fines del siglo pasado, con el romanticismo, la religiosidad y el paganismo criollos de esa época reflejados en estos sencillos cantares recogidos e interpretados por Violeta Parra.

FAZ 1

La Inhumana” – refalosa.— Esta canción fue recogida por Violeta Parra de labios de doña Florencia Durán, anciana de 94 años que colabora en la obtención de repertorio para la artista, a quien le ha enseñado ya cerca de quince canciones, tres de las cuales figuran en esta selección. “La Inhumana” conserva en sus versos todo el romanticismo de la época y toda la tradición de los poetas de mediados del 1800.

Es Aquí o no es Aquí” – esquinazo.— La interpretación en guitarra de este esquinazo presenta las características propias que le imprimieron los cantores de fines de siglo en la zona de Santiago. Este tipo de acompañamiento “rajeado” no tiene el brillo del que se utiliza en el centro del país, ni la tristeza que caracteriza al estilo chillanejo. Es otra variedad en la interpretación de la música popular chilena, caso que se repite en “El Sacristán’’ y “No Habiendo Como la Maire”, que aparecen también en este álbum. Este esquinazo le fue cantado a Violeta Parra por la señora Mercedes viuda de Sánchez, de 70 años de edad, quien habita en la comuna de Barrancas, en los alrededores de la capital.

Son Tus Ojos” – vals.— Pertenece al grupo de canciones que la señora Florencia Durán enseñó a Violeta Parra y que representan la tradición de los temas románticos de fines del siglo pasado.

Parabienes al Revés” — En su reciente viaje a Paris, Violeta Parra compuso este tema al estilo de “parabién”, cuya gracia principal reside en la composición de la letra. Los mismos versos de la primera estrofa, pero al revés, se utilizan en la segunda estrofa, lográndose con ello un curioso efecto, sin que la repetición pierda jamás el sentido del verso original.

Tres Cuecas Punteadas” – solo de guitarra.— En algunos velorios se interpretan cuecas para animar a los presentes. Estas cuecas se bailan sin pañuelo, sin zapateo y sin canto, y sirven para evitar que las visitas se duerman. Violeta Parra realiza tres melodías chilenas, imitando en la primera al guitarrón, en la segunda al arpa y en la tercera a la “cueca apianada”, de origen pueblerino.

Verso por Saludo“.— En la ya casi desaparecida ceremonia del “angelito, tradicional de los campos chilenos para despedir al niño que ha muerto, se cantan versos en cuatro formas o fundamentos. En el primer fundamento, “por saludo”, los cantores se dirigen al niño muerto en términos divinos. Hasta la medianoche se canta “por padecimiento”, recurriendo a la Pasión de Cristo y a los sufrimientos de la Virgen ante la Sagrada Cruz. Después de medianoche se canta “por sabiduría”, utilizando el pensamiento de los sabios bíblicos, terminando al amanecer con los versos por “despedimento”, representando el cantor las palabras del niño muerto al despedirse de su madre y de este mundo engañoso. Habla de su entrada al cielo y ruega a la madre que no llore, porque el llanto mojará sus alas y le impedirá entrar al reino de los cielos. Estos versos por saludo pertenecen a la primera parte de la ceremonia del velorio del angelito.

Ausencia’’ – habanera.— Es otra de las canciones conocidas de doña Florencia Durán, y es una muestra fiel del tipo de canciones de uso popular en Santiago a mediados del siglo pasado.

Las Naranjas” – tonada.— Esta interpretación tiene acompañamiento con afinación “por guitarra traspuesta”. Las cantoras populares auténticas afinan sus instrumentos de una manera especial que llaman de siete afinaciones. Estas “naranjas” están interpretadas por afinación “segunda alta “, que corresponde a la nota Do de afinación clásica, o “por guitarra”, como la llaman en el campo. Esta tonada le fue cantada a Violeta Parra por doña Lucrecia Aguilera, de Chillán, anciana que inició a la artista en la tradición de las auténticas cantoras populares.

El Sacristán” – polca.— Con el acompañamiento “rajeado”, esta polca es otro de los temas que doña Mercedes viuda de Sánchez enseñó a Violeta Parra. Contiene este cantar toda la socarronería y picardía de los antiguos cantares pueblerinos.

FAZ 2

Verso por la Sagrada Escritura“— Esta es otra de las partes de que se compone el curioso ceremonial del velorio del angelito. En rueda de cantores se entonan los versos por la Sagrada Escritura. Aquellos que son considerados de segundo orden lo hacen con versos “huachos” o “mochos”, sin ninguna ley. Los cantores de primer orden, en cambio, se ciñen a las leyes de la poesía popular cantando encuartetados, improvisando cuando menos seis líneas. La regla en estos casos es la de ser improvisadores. Se establece entonces una competencia, eligiéndose de entre ellos el ganador. Cantan versos “contrarrestados” o de “contrarresto”, especie de polémica entre los cantores. El verso de iniciación se construye en base al Antiguo Testamento, y el contrarresto, con el Nuevo Testamento. Estos versos por la Sagrada Escritura corresponden a la forma de entonación y acompañamiento de don Emilio Lobos, cantor de velorios de Santa Rita de Pirque. Tiene 70 años de edad y es buscador de minas, y dice que conserva su voz porque come “la hierba de la cantora”, que compone “el sentido y la voz” y nace entre las piedras de la cordillera.

Viva la Luz de Don Creador” – parabienes o canto para novios.— Recogido en San Carlos de labios de la cantora Eduvigis Candia, de 64 años de edad. El acompañamiento es de un rasgueo parecido al de la refalosa.

El Bergantín” – vals.— ‘Este es otro de los romances de desengaño que canta doña Florencia Durán, y que pertenece a la época romántica de mediados del siglo pasado. Tiene las mismas características de “La Inhumana”

Versos por la Niña Muerta” – canto a lo humano.— A la muerte de su hija, Violeta Parra, ausente de Chile en esos días, escribió en París esta especie de confesión pública al estilo de los más tradicionales cantos a lo humano de nuestra gente humilde. Indudablemente, esta pieza se convierte en una de las obras más hermosas y dramáticas escritas en nuestra música popular. Versos y música conservan la sencillez y belleza trágica de las composiciones creadas por los cantores populares, lo que confirma en ella su condición de auténtica cantora popular chilena.

Tres Polcas Antiguas” – solo de guitarra— Recoge esta interpretación todo el sabor de las fiestas de fines del siglo pasado, conservando en su interpretación la misma forma que utilizaban los guitarristas de aquella época.

Versos por Despedida a Gabriela Mistral” — Esta es otra de las composiciones originales de Violeta Parra, escrita para afinación traspuesta, con guitarra campesina y cuerdas de alambre, manteniendo la misma forma de los versos por despedida cantados en los velorios.

No Habiendo Como la Maire” tonada— Esta tonada pertenece también a los recuerdos de doña Mercedes viuda de Sánchez y cantada a Violeta Parra conservando el estilo empleado por los intérpretes populares de los alrededores de la capital.

La Paloma Ingrata” – mazurca.— Esta composición la aprendió Violeta Parra de labios de su padre, y es otro de los romances de desengaño que fueron tan característicos en la poesía, la literatura y la música popular del siglo pasado.

Lista de temas y autores:

01. La inhumana [Popular chilena] (3:12)
02. Es aquí o no es aquí [Popular chilena] (3:14)
03. Son tus ojos [Popular chilena] (1:51)
04. Parabienes al revés [1a. versión] [Violeta Parra] (2:05)
05. Tres cuecas punteadas [2a. versión] [Popular chilena] (1:29)
06. Verso por saludo [1a. versión] [Popular chilena] (3:07)
07. Ausencia [2a. versión] [Tomás Gabino Ortiz] (3:19)
08. Las naranjas [Popular chilena] (3:35)
09. El sacristán [1a. versión] [Popular chilena] (2:38)
10. Versos por la sagrada escritura [Popular chilena] (5:14)
11. Viva la luz de don creador [2a. versión] [Popular chilena] (1:54)
12. El bergantín [Popular chilena] (2:43)
13. Verso por la niña muerta [Violeta Parra] (3:30)
14. Tres polkas antiguas [2a. versión] [Popular chilena] (2:15)
15. Verso por despedida a Gabriela Mistral [2a. versión] [Violeta Parra] (3:46)
16. No habiendo como la maire [Popular chilena] (4:32)
17. Paloma ingrata [Popular chilena] (2:21)

 

Escucha: Canto y guitarra. El folklore de Chile Vol. I (Violeta Parra)

Pin It on Pinterest