Sexto larga duración de Violeta Parra, grabado en Buenos Aires entre el 23 de abril y el 4 de mayo de 1962. Fue editado en Argentina por el sello Odeón, bajo el número de serie LDI 503. Posteriormente, sería reeditado en 1971, también en Argentina, con el título “Recordando a Violeta Parra”. Recoge fundamentalmente canciones populares chilenas recopiladas por Violeta Parra, además de algunas composiciones propias: A cantarle a los porte…; Levántate, Huenchullán (Arauco tiene una pena); Arriba quemando el sol; Parabienes al revés; Según el favor del viento.

Dice en la contraportada del LP original:

Violeta Parra (compositora)

Violeta Parra es una antigua amiga mía. Y el autor de estas líneas no dice esto para “levantarse el tarro”, como se dice comúnmente, sino para advertir a los lectores que no es en calidad de musicólogo, ni para cumplir con un trabajo determinado, que él hará el comentario de este disco.

El amigo ve las cosas del amigo no desde fuera, como el público, sino desde adentro, y ésta es mi posición frente a la música de Violeta Parra, pues en más de una ocasión he estado presente en el mismo instante en que ella componía sus canciones y piezas para guitarra.

Lo primero que puedo decir sobre la música de Violeta Parra es que ella es viva y emana directamente de la vida, de manera que no hay en esta compositora desproporción y divorcio entre su arte y su existencia inmediata; ambas cosas son una y la misma cosa. Visitar a Violeta Parra en su casa de la calle Valladolid, “la mejora”, como ella la llama, y conversar con ella bajo ese techo de madera, verla rodeada de sus pinturas y sus tapices, sus hijos, sus perros y sus gatos, y el incorregible y bello desorden de papeles, flores, cintas, guitarras, guitarrones y arpas; oírla hablar “a lo divino” y “a lo humano” es conocer la substancia misma de su música. Y. ¿qué digo? No sólo de su música, sino de su poesía, porque Violeta Parra es poetisa, aunque no haya hecho muchos esfuerzos por darse a conocer como tal. Poetisa en el sentido popular, es decir, en el sentido antiguo y remoto del término, cuando no había poeta que no fuera músico, ni músico que no fuera poeta. Porque en Violeta Parra vive el ideal natural de la música cantada, donde la palabra, el ritmo y el sonido forman un todo indivisible. Bueno, y todo esto para decir que Violeta es una “cantora”, porque todo eso implica esta palabra rústica pero noble como la tierra.

Por esto quiero insistir a los lectores de estas líneas y a los auditores de este disco que con esta Antología de canciones, Violeta se da a conocer a nosotros también como poetisa. No oigamos las letras de sus canciones como simples letras de canciones —lo cual quiere decir pretexto para publicar algo que suene y pague—, sino como verdadera poesía popular del más alto valor.

Hay en esta antología piezas de diversas épocas, y en su conjunto revelan la evolución que su estilo ha seguido, hasta encontrar su auténtica y plena expresión.

Ambos elementos, melodía y poesía, en el arte de Violeta Parra hallan su fuente de inspiración en el folklore, donde, según ella, “está la raíz de todo”, y aún de la verdad misma. Particularmente es el “verso”, es decir la “décima” y su línea melódica “sui generis”, el elemento folklórico que más determinantemente ha influido en el arte de Violeta. Y soy testigo de que no adoptó ella el estilo, la forma y la melodía del “verso” chileno, como alguien que viene de afuera y toma algo, sino que ha llegado a ello como una reminiscencia que se despertó dentro de ella porque estaba en ella, pues Violeta Parra es una hija del pueblo y es pueblo. Por esto sus canciones no tienen nada de postizo ni elaborado.

Hay en ellas toda la pureza del “canto a lo divino” chileno, y toda la sencillez y el ingenio de nuestra poesía popular.

LUIS GASTÓN SOUBLETTE
(Santiago, Chile)

***

Violeta Parra (investigadora)

ARTISTA innata, nacida en la ciudad de Chillán, centro de tradiciones autóctonas. Violeta Parra ha ido perfeccionando su individualización con la música más auténtica de nuestra tierra a través de pacientes y profundos estudios, de recorrer los campos, de conversar con viejos cantores populares, con ancianas que aún recuerdan las tonadas que oyeron de labios de sus abuelas, y de cambiar ideas con músicos y estudiosos de nuestro país. Esta inquietud personal ha logrado reflejarla en los demás, y es así como desde su aparición en nuestro medio artístico, alrededor de 1950, produce un notable aumento en el interés general por los más puros valores de nuestro folklore. Se dijera que Violeta Parra ha descubierto a las nuevas generaciones un Chile musical hasta ahora desconocido. Si bien antes se hicieron valiosos aportes como el de los primeros conciertos de música chilena organizados y presentados por Pablo Garrido, entre 1943 y 1944, la presencia de Violeta Parra trajo consigo, como nunca antes se había logrado, un mayor acopio de material auténtico y un más activo entusiasmo por la investigación de nuestra música popular, debido en parte a su incansable tenacidad y a su extraordinario amor por nuestro folklore, que habría de llevarle también a Europa con una guitarra criolla bajo el brazo, como único documento de presentación. Y es así como logra en este viaje que la música auténtica de Chile sea considerada en los centros culturales de París y Londres y en las oficinas centrales de la UNESCO, donde ofreció recitales y grabó discos para las colecciones privadas y públicas.

RAUL AICARDI
(Santiago, Chile)

Lista de temas:

01. Qué pena siente el alma [Popular chilena] (2:14)
02. La pericona dice [Violeta Parra – Popular chilena] (3:49)
03. Salga el sol, salga la luna [Popular chilena] (3:28)
04. La mazamorrita de cuatro pies [Popular chilena] (1:29)
05. A cantarle a los porte… [Violeta Parra] (1:41)
06. Levántate, Huenchullán [Violeta Parra] (2:47)
07. Cantaron los pajaritos [Popular chilena] (2:20)
08. Arriba quemando el sol [Violeta Parra] (3:10)
09. Parabienes al revés [Violeta Parra] (2:09)
10. Cristo cuando vino a nuestro [Popular chilena] (3:44)
11. Vengo toda avergonzada [Popular chilena] (2:22)
12. Según el favor del viento [Violeta Parra] (2:57)
13. Una flor voy a nombrar (a dúo con ella misma) [Popular chilena] (2:38)
14. A la una nací yo [Popular chilena] (3:08)

 

Disfrútalo!!

Gracias a Hannes.

Pin It on Pinterest