El próximo 1° de enero de 2017 PERRERAC cumple 10 años online. Ha sido un período de grandes satisfacciones, pero también con muchos altibajos, que han impedido que el sitio haya mostrado todo su potencial de desarrollo.

Debido fundamentalmente a temas legales, relacionados con el derecho de autor, hemos tenido que comenzar desde cero en cuatro oportunidades, lo que ha significado siempre una gran merma en nuestro trabajo. Quienes nos visitan desde hace más tiempo, recordarán que hubo una época, cuando estábamos hospedados en blogger, en que PERRERAC era reconocida como la página que tenía expuesto el mayor catálogo de música popular del cancionero latinoamericano y otras latitudes. Desgraciadamente, tal vez debido a ese mismo hecho, también fuimos uno de los primeros blogs en ser borrados de ese servidor, algo de lo que nunca nos hemos podido recuperar del todo.

Ya el primer cierre nos obligó a buscar alternativas no gratuitas para poder mantenernos a flote. Esto implicó que progresivamente tuviéramos que ir haciendo mayores gastos en dinero, que en casi todo este tiempo hemos solventado con nuestro bolsillo (y el de Hernán, que fue nuestro primer mecenas). Sólo en dos oportunidades, cuando en verdad no pudimos hacer frente a los costos, tuvimos que recurrir al aporte de algunos de nuestros visitantes, quienes nos ayudaron a mantener vivo el proyecto.

En los últimos meses hemos vuelto a recibir algunos indicios de que la página nuevamente está en peligro. Primero nos notificaron que algunos de nuestros enlaces fueron denunciados por la DMCA por lo que fueron borrados de Google. Y luego, nos llegó la comunicación de que el hosting donde tenemos hospedados los archivos para los reproductores de música y descargas también nos borró algunos contenidos. El motivo es siempre el mismo: infracción a las leyes de propiedad intelectual.

Bajo este contexto, se hace difícil seguir. Tal vez sea porque estoy más viejo, pero partir desde cero, una vez más, ya no me parece una opción muy viable. Invierto todo el trabajo que mi poco tiempo libre me permite. Desde hace un par de años comencé a comprar discos y cassettes para mejorar la calidad de la música que ofrezco. Hace dos semanas pagué el hosting y el nombre de dominio, y además compré una nueva plantilla que espero mejore la experiencia de quienes nos visitan. Económicamente ya no puedo hacer más con mis recursos, que son limitados (no soy alguien de dinero).

Ahora bien, pensando en estos días qué hacer con PERRERAC, llegué a la conclusión de que tal vez la mejor opción era quitar todo acceso a la música (reproductores y descargas) y reducir el sitio a un lugar donde hacer acopio de información. Seguramente no es lo que mucha gente busca al llegar a PERRERAC,  pero me parecía una opción válida para “legalizar” este proyecto y así evitar el cierre.

Discurriendo sobre este punto con mis contactos en Facebook, un viejo amigo me sugirió que esa no era la única forma de “legalizar” PERRERAC, y tenía razón. Existe otra, que es “legalizarnos” en serio, pagando los derechos de autor correspondientes. Me puse a averiguar sobre este punto, y efectivamente existe una forma de hacerlo.

Según información que me entregaron en la SCD (Sociedad Chilena del Derecho de Autor), se puede legalizar el sitio obteniendo una licencia que, en principio, sería por “streamming no interactivo”, lo que permitiría mantener todos los reproductores de música, y agregar otros (incluso de discos que nunca he tenido disponibles, algunos de ellos mucho más actuales). Esta licencia tiene un valor de 4 UF mensuales (alrededor de 105 mil pesos chilenos o 160 dólares). Esto, siempre que mantenga el sitio con acceso gratuito para los visitantes y sin publicidad; o, si es que pongo algo de publicidad para autosustentarnos, los ingresos anuales no superen las 40 UF (alrededor de 1.045.000 pesos chilenos, o 1595 dólares) (Es decir, si es que se pone publicidad, los ingresos anuales del sitio deben ser inferiores al costo anual de la licencia, lo que de todas maneras deja un margen que debería ser cubierto por otras vías).

Yo no tengo el dinero para asumir ese gasto. Con todo el dinero que ya gasto y el trabajo y tiempo que invierto en PERRERAC, me parece suficiente. Sin embargo, atendido el volumen visitas, y la cantidad de gente que se ha beneficiado y se sigue beneficiando del espacio, tal vez existe la posibilidad de que este gasto lo pudiéramos asumir entre todos, convirtiendo a PERRERAC en un proyecto autogestionado, sustentado por la solidaridad nuestros visitantes (o, al menos, eso es lo que me han sugerido algunos amigos).

Por eso, he decidido apelar a vuestra solidaridad, a ver si juntos podemos dar este gran salto, y “legalizar” de una buena vez a PERRERAC, para olvidarnos de ese tema y dedicarnos por completo a lo que realmente importa: la difusión del canto popular, folklórico, de raíz, alternativo, ese que casi no se difunde en los medios oficiales. Esto sería un gran paso adelante, algo así como un “salto histórico”, ya que esta sería la única página (que conozca) que seguiría dedicada a la difusión de la música, pagando los derechos que corresponden a los artistas.

De ahí que, desde esta semana y hasta fines de septiembre, voy a abrir una campaña para recibir donaciones con el objeto de legalizar PERRERAC. Si durante este período no se logra juntar el dinero para pagar al menos el primer año de licencia, me olvido del asunto y comenzaré a pensar en dar vuelta la página, cerrando definitivamente el sitio.

Así entonces de ustedes va a depender cuál será el curso que seguiremos. Espero, y confío, en que seremos capaces de dar este salto para seguir adelante con PERRERAC, en el convencimiento pleno de que la canción, es un arma de la revolución.

Spartakku

Colabora!!

Para hacer un donativo vía paypal
haz click en el siguiente el siguiente botón:




Para hacer una transferencia electrónica bancaria (Chile),
puedes usar estos datos:

Banco: Itaú

Titular: Juan Pablo Guevara

Tipo de cuenta: Cuenta corriente

N° de cuenta: 0205640213

CI: 11.738.504-3

Correo: spartakku@perrerac.org

Muchas gracias!!

Pin It on Pinterest