Segundo álbum del Grupo Pancasán, grabado en 1979 en los estudios de Radio Católica, y luego regrabado en Cuba en los estudios de EGREM. En la grabación participó un muchacho controlista de la radio, llamado Freddy Martínez, quien después se integró a la guerrilla y cayó en la zona oriental de Managua. Todos los temas pertenecen en letra y música a Pancasán, excepto “De la libertad del pueblo”, canción de la mexicana Judith Reyes adaptada por Pancasán a la realidad nicaragüense.

Dice en la contraportada del LP:

Hermanos:

El canto revolucionario en nuestra Patria ha sido alimento, luz, estímulo en las horas difíciles de recordar a los hermanos caídos y piedra para golpear al enemigo. Penetró en nuestro pueblo para encenderlo en la hoguera de la insurrección, agitó a nuestra juventud en el combate, le enseñó a los niños a amar la lucha del sandinismo y contribuyó a despertar el fervor revolucionario en todas las capas de la población. El canto revolucionario brotó de las gargantas populares para impulsarnos a la hora de las derrotas, plasmó el pensamiento de los dirigentes caídos, extrajo del anonimato el pensamiento de una gran multitud de luchadores de las montañas, de los campos del país y abrió de par en par las puertas de la historia para enseñarle a nuestro pueblo el contenido de sus gestas, su papel de protagonistas de la historia, de las transformaciones revolucionarias de la Patria de Sandino y Carlos Fonseca.

La canción ha sido uno de los medios usados por nuestro pueblo para hablar de su miseria, de sus sufrimientos, de la explotación a que ha sido sometido por tanto tiempo. En la clandestinidad, en la actividad conspirativa, en las trincheras de combate hemos escuchado esas voces cantándole a la vida y comunicando sus esperanzas en el futuro, reclamando pan, libertades, un nuevo régimen, una sociedad más justa.

Ahora el pueblo ha triunfado y el canto tiene otro lenguaje. Ahora habla de esperanzas convertidas en realidad, ahora rescata la historia de los legados de los héroes y mártires, ahora despierta alegría, produce deseos, trasmite las gestas combativas, se instala en el corazón del pueblo para hablar de niños hechos jóvenes prematuramente, de jóvenes hechos hombres, de hombres convertidos en leyenda cuyo ejemplo luminoso e imperecedero permanece para siempre en las masas revolucionarias y cuyo peso entierra definitivamente los años de crimen, de opresión, de subyugación inaudita… nos habla de Carlos Fonseca, Oscar Turcios, Ricardo Morales, Eduardo Contreras, Carlos Roberto Huembes, Germán Pomares… de la constelación de combatientes que ofrendaron sus vidas sin pedir nada a cambio

Lo mejor del grupo PANCASAN es que ha sabido cosechar un canto revolucionario que trata de extraer de la historia los inolvidables ejemplos de combate, las consignas de la vanguardia que nos hablan de las tareas de la Revolución Popular Sandinista. Y esta particularidad es lo que en el fondo contribuye a desarrollar una nueva línea de educación de las masas, les mantiene la moral combativa, les aumenta el fervor revolucionario y las prepara para defender conquistas hasta las últimas consecuencias.

Sigan trabajando hermanos, sin descanso, porque esta luz que nos alumbra, este sol que nos saca de la oscurana, esta alegría que asoma por los rostros de las masas nicaragüenses debe ser cantada siempre; debe decir que nuestro pueblo es libre y que hoy, de frente al futuro, se construye una sociedad, con las manos, con los puños, con los brazos de un pueblo que por su heroicidad y valentía dejó impactado al mundo.

PATRIA LIBRE O MORIR!

Siempre fraterno,

CARLOS NUÑEZ TELLEZ, Comandante de la Revolución.

Lista de temas:

01. Vamos haciendo la historia (4:23)
02. Vamos, Nicaragua (4:09)
03. Canción para un reo político (2:32)
04. Apuntes sobre el Tío Sam (6:54)
05. Réquiem a la muerte (3:52)
06. De la libertad del pueblo (4:44)
07. 19 de julio (3:45)
08. Pueblo, ejército, unidad, garantía de la victoria (7:13)

 

Disfrútalo!!

Pin It on Pinterest