Álbum colectivo publicado en el año 2005, donde una serie de artistas cubanos rinden homenaje al cantautor catalán Joan Manuel Serrat, interpretando algunas de sus más icónicas canciones. Todos los registros fueron captados en Cuba en los estudios Egrem, Abdala, FF Sonido, Ojalá y PM, de La Habana, y en el estudio Capricornio de Santiago de Cuba, entre los años 2004 y 2005. Participan en el disco: Pancho Amat y El Cabildo del Son, Omara Portuondo, Orquesta Aragón, Grupo Compay Segundo, Vania y Tata Güines, Ibrahim Ferrer, Silvio Rodríguez, Aceituna sin hueso, Haila, David Calzado y su Charanga Habanera, Frank Fernández, Pablo Milanés, Chucho Valdés, Pupy y los que Son Son, Trio Taicuba (con Tata Güines), Somos Amigos, Pío Leyva, Leyanis López, La Familia Valera Miranda, David Álvarez y Juego de Mano, y Bamboleo.

Dice en el interior del disco:

JOAN MANUEL SERRAT

¿Quién es Serrat? ¿Es el poeta que ha cantado como nadie a los poetas? ¿El trovador enamorado del color y el sabor de América? ¿O es quizás aquel tal Tarrés que camina p’atrás, escribe del revés y nunca tiene prou? ¿Quién es, en realidad, Serrat?

Uno de los más inspirados artesanos de la canción que jamás haya dado el mundo latino, sin duda. Una estrella capaz de reunir a su alrededor a cientos de miles de personas para escuchar sus palabras. Un icono de un tiempo pasado marcado por la falta de libertad y un mito indiscutible de nuestros días. Por supuesto también es un compositor de éxito: sus discos se han vendido por millones sin que al catalán le afecte esa altivez que el éxito imprime en algunos.

Serrat es el niño que nació un 27 de diciembre de 1943 en el corazón de ese barrio barcelonés orgullosamente obrero que es el Poble Sec. Es el hijo de un lampista aferrado al ideario de libertad y fraternidad de la CNT y una aragonesa procedente de ese monumento a la sinrazón que es Belchite, que jamás olvidó el viejo sueño de juventud de ser bailarina profesional. Serrat es el jovencito con melena que tuvo su primer triunfo en el programa Radioscope de Radio Barcelona. Y fue el primero en asomarse a la ventana de Televisión Española para cantar en catalán. Joan Manuel es el Nano, como le llamaron primero en su barrio y después en todo el mundo. Y es también el decimotercer juez de los Setze Jutges, colectivo en el que militó junto a otras grandes figuras de la Cançó como Maria del Mar Bonet o Lluís Llach.

¿Quién es más Serrat, el que cantó las palabras de Miguel Hernández o el que puso música y voz a los versos de Machado? Quizás al auténtico Serrat hay que buscarlo en aquella ya lejana primera gira por Sudamérica. ¿Sería allí y entonces cuando se enamoró de aquellas tierras y sus gentes con un amor que el tiempo y la costumbre han sido incapaz de ajar? Podría ser.

Serrat es el que se encerró en Montserrat para protestar por el proceso de Burgos y el que marchó al exilio durante un año; el que recorrió México en un destartalado autobús que bautizó como La Gordita y al que vetaron las dictaduras de Chile, Argentina y Uruguay. Es el que abarrotó los teatros Amadeo Roldán y Karl Marx de La Habana tanto como es, por supuesto, el mismo que paseando por la playa cayó en la cuenta que por donde quiera que fuera llevaba la luz y el olor de ese desierto azul que se extiende de Algeciras a Estambul.

Serrat es el premiado. Lo fue, por ejemplo, con el prestigioso Luigi Tenco, galardón que, entre otros, lucieron Jacques Brel y Leonard Cohen. Pero también en casa. Recientemente, el público de TVE eligió su canción Mediterráneo como la mejor de cuantas se han hecho en España.

Así pues ¿quién es, de una vez por todas, Serrat? Joan Manuel es, por supuesto, todos ellos. Es él en cada uno de los momentos de su carrera; siempre es él. Y ahora, además de tantas cosas que ya hemos mencionado y tantas otras de las que podríamos hablar, Joan Manuel Serrat vuelve a transmutarse. La envergadura de su enorme figura se acrecienta aún más con “Cuba le canta a Serrat”, el homenaje que los primeros espadas de la música cubana rinden al que consideran hermano. Un disco hecho desde la admiración y el respeto que nos permite redescubrir unas canciones que formaban ya parte de nuestra propia vida y que ahora nos parece escuchar por primera vez.

Créditos:

Producción: Discmedi-Blau
Coordinación y desarrollo de Producción: Joan Surribas
Asesoramiento artístico y mezclas: Emilio Vega de la Nuez
Coordinación en Cuba: Vivian Armenteros Rodríguez
Producción ejecutiva: Alex Eslava
Control de gestión y producción: Miquel Angel Sancho

Grabado en Cuba en los estudios Egrem, Abdala, FF Sonido, Ojalá y PM, en La Habana y Capricornio en Santiago de Cuba, entre el año 2004 y 2005.

Masterizado en los Estudios Dyam de París. Técnico de master: Rafael

Todos los temas mezclados en los Estudios Abdala, excepto: 7, 11 y 12
Ingeniero de Sonido: Orestes Águila Cruz y Jorge Soca Pascual, Pro Tools – Proyecto S.A.C

Textos: Alex Lasmarias, Miquel Angel Sancho, Alain Corrieras y Marta Ferré

Agradecimientos: A Joan Manuel Serrat, por sus inspiradas sugerencias en esta producción. A Idiolidia Benítez por su colaboración. A Frank Fernández por su amabilidad y asistencia en las grabaciones de Pancho Amat, Trio Taicuba y Orquesta Aragón. A Vivian Armenteros por su gran profesionalidad. A Emilio Vega por su “arte”. A los Estudios BmásB de Barcelona, a la Sociedad General de Autores y Editores, al Institut Català de les Industries Culturáis y a todos los que han colaborado en este disco, en especial a estos grandes artistas que han hecho que esta producción única sea un auténtico placer y un lujo para todos los que la hemos llevado a cabo.

Escuchar: Cuba le canta a Serrat (Obra colectiva)

 

Pin It on Pinterest