Segundo larga duración de Daniel Viglietti, editado por el sello Antar en 1965, bajo el número de serie PLP 5045. Interpreta poemas musicalizados del escritor uruguayo Juan Capagorry, quien además las oficia de narrador. Todos los temas pertenecen en letra a Juan Capagorry y música a Daniel Viglietti.

Dice en la contraportada del LP:

Desde tiempo atrás, Juan Capagorry y yo nos habíamos prometido trabajar juntos, y por ello la idea de cantar a estos seres de nuestra campaña fue la realización de aquellos deseos.

Labor de proyección humana y social, el pintar a los hombres de nuestro campo era riesgoso y difícil. Los poemas de Capagorry dieron la esencia, la raíz de cada personaje, surgida del profundo conocimiento de aquellos hombres por parte del poeta. La música debía ser un medio fluido y directo de trasmitir esas estampas de seres, lugares y costumbres. Recurrí entonces a ritmos folclóricos uruguayos apoyándome en ese sentido en la autorizada opinión de los más reputados folclorólogos de nuestro país, tratando de superar sus naturales discrepancias de opinión. A partir de esa serie de formas musicales orientales — ya por su nacimiento o por haber sido habituales en nuestro territorio — adopté un criterio de enfoque libre y amplio, desarrollando sobre la base de aquellas danzas y canciones un trabajo propio, sin alejarme demasiado del original. Algunos temas no sufrieron cambio alguno en su forma (gato, milonga); otros, ciertos agregados o fragmentaciones (cielito, huella, polca, media caña); en dos casos abordé una forma más elástica de la música rioplatense (canción criolla); y en uno (Garcero), la música surgió desligada de todo regionalismo y fue una excepción en el ciclo, derivando en un tema en cierto modo incidental, creado sin moldes formales, desde la sugerencia de la palabra.

Recurrí sólo en una canción a uno de esos temas anónimos — auténticamente folclóricos — que se oyen aún en algunos lugares de nuestro campo ejecutados por viejos acordeonistas o guitarreros (introducción de guitarra en “Acordeonista”).

Durante el proceso de creación estas canciones surgieron de una gran compenetración música-texto, dado que las compusimos en diaria convivencia con Capagorry, viviendo intensamente aquella aventura humana.

Desde el comienzo de la tarea de grabación fuimos tres los amigos de estos hombres: el técnico Eduardo Etchepare hizo de su labor un acto de cariño y entrega.

Decidimos incluir los textos previos, casi ambientales, que Capagorry decía frente al público que escuchaba las canciones. Fueron sintetizados y amoldados a las características del disco.

Pero no bastaba con cantar y relatar la existencia de alguno de estos hombres del campo; surgía la necesidad de fijarlos en la imagen, de ejemplificar su presencia viva y concreta por medio de la fotografía. La idea acercó a un cuarto artista a la tarea: Isabel Gilbert, consumada fotógrafa, que recorrió junto a nosotros campos y sierras, en la fatigosa búsqueda de algunos de estos hombres.

Esta búsqueda nos sirvió para vivir — ya completada la serie de poemas y músicas — una suerte de cálida revisión de la esperanza y la grandeza de los campesinos uruguayos. Vivencia última y necesaria que nos enfrentó a la tangible y emocionante realidad de nuestro pueblo.

La palabra, la imagen y el canto ya han cumplido su tarea. El resultado lo juzgará el pueblo, de quien hemos tomado los personales y para quien cantamos. Pero aquí, dentro nuestro y antes de que estos hombres emprendan su camino, crece una honda sensación de amor hacia estos seres que hemos descubierto cantando.

Daniel Viglietti
Montevideo, 1964.

Lista de temas:

01. Carrero (3:26)
02. Pión pa’ todo (3:14)
03. Milico ‘e pueblo (3:24)
04. Pescador de arroyo (3:47)
05. Calagualero (2:32)
06. Monteador (2:27)
07. Chacarero (3:20)
08. Garcero (3:26)
09. Acordeonista (3:20)
10. Cañero del norte (4:15)

Escucha: Hombres de nuestra tierra (Daniel Viglietti – Juan Capagorry)

 

Pin It on Pinterest