Antes de convertirse en el mítico dúo conformado por los hermanos Eduardo y Gastón Guzmán, Quelentaro fue un conjunto, en el que también participaban Valericio Leppe, Eladio López y Arinaldo Álvarez. Esta formación se mantuvo entre los años 1960 y 1968. Su primera grabación data de 1965, con su participación en el disco colectivo “Carpa de la Reina”, en que aparecen junto a otros artistas bajo el alero de Violeta Parra. Dos años después, en 1967, hizo aparición éste, su primer disco, bajo el sello Odeón Chile, en el que ya se adelanta parte de lo que será el sello de Quelentaro: la canción de contenido social, fuerte, sin eufemismos, potente, vivencial.

    Dice en la contraportada del LP:

    “EL CANTO ES ESENCIALMENTE HUMANO”, nos decía recientemente Víctor Jara, el talentoso cantor e investigador folklórico, refiriéndose al eterno tema de la actitud interior del artista ante sí mismo y ante los demás.

    Escuchando cantar al Conjunto Quelentaro, coincidimos plenamente con ese juicio, pues por canto debe entenderse algo que sólo el hombre puede dar: el sufrimiento, la alegría, la pasión, la voluntad de crear y de comunicar.

    Este talentoso cuarteto de voces y voluntades ha asumido un compromiso propio de aquellos que comprenden el sentido profundo de la misión que se han fijado en la vida: comunicar la experiencia del sentimiento a través de la música que realmente se siente y que es válida para todos los seres auténticos.

    Maravillosas voces rústicas, de una sinceridad abismante, con la crudeza y la intensidad de quienes dicen lo que sienten con total convicción: eso es el CONJUNTO QUELENTARO.

    Su director, Gastón Guzmán (es un hombre llano y modesto, pero de un carácter sólido que sabe lo que quiere), nos dijo: “Nada de fotos nuestras en el disco; que nuestra música hable por nosotros”. Esta actitud los retrata de cuerpo entero, y por eso creemos que llegarán muy lejos, no por lo que ellos ambicionen, sino porque es mucho y muy importante lo que tienen que decir con sus canciones extraordinarias.

    R. NOUZEILLES (Director Artístico)

    ***

    QUELENTARO

    Aunque el tiempo corra
    y se cambien costumbres,
    a pesar de los años
    el hombre ha de volver cada vez
    con su canto a la tierra.

    Ha de volver a vaciarse entero,
    en su lecho de greda.

    El hombre de la tierra,
    aquel que vio nacer
    un novillo a la sombra de un peumo,
    o ese que un día se durmió
    con su manto de niebla,
    o aquel otro que un domingo
    se embriagó sin motivo,
    todos ellos cultivan
    un lenguaje de alma gemela,
    y en cada regreso buscarán
    la quietud de la infancia
    que, al partir a la vida,
    dejaron tirada como una prenda añeja.

    El hombre ha de volver a cantar
    su tristeza de lluvia,
    a volcar su alegría
    y a contar sus anhelos a la tierra
    madre, novia y compañera
    de su primer desvelo.

    VOCES DEL QUELENTARO,
    testimonio del retorno
    del hombre a la infancia
    y a su sentir criollo,
    vienen a entregar su canto
    y su pensar al surco
    que ha de tragar la semilla
    para que brote un día
    en cualquier primavera de la vida.

    GASTÓN GUZMÁN

    Lista de temas y autores:

    01. Coplas al viento [Gastón Guzmán] (16:36)
    02. Junto al estero [Del folklore] (3:28)
    03. Soy de barro [Eladio López] (2:37)
    04. El letrado [Gastón Guzmán – Eduardo Guzmán] (2:50)
    05. Alma en pena [Eladio López] (2:08)
    06. Mi Juana [Del folklore] (2:43)
    07. Oración del minero [Gastón Guzmán – Eduardo Guzmán] (3:35)
    08. Allá en la pampa argentina [Del folklore] (2:25)
    09. Camino en guando [Gastón Guzmán – Eduardo Guzmán] (3:23)

    Conjunto Quelentaro: Coplas al viento (1967)

     

    Pin It on Pinterest