Donde arde el fuego nuestro es un álbum de estudio del dúo uruguayo Los Olimareños. Fue grabado durante su exilio en España y editado por primera vez en México en 1978 por el sello Foton (LPF-028). Posteriormente, en 1984,  caídas las dictaduras y una vez que fue levantada la censura que pesaba sobre el dúo, el disco fue reeditado en Uruguay y Argentina.

Dice en la contraportada del LP:

Los Olimareños representan mucho de lo verdaderamente importante en la llamada nueva canción latinoamericana. Como uruguayos, además y desde España, donde viven exiliados, José Luis Guerra y Braulio López, con esta entrega, reiteran su permanencia en nuestro sentir, en nuestra Irrevocable certeza de Patria. Esa pasión (por momentos un delirio: “lo que será”) que informa sus creaciones o re-creaciones personales, siempre estuvo y quedará siempre más allá de toda crítica emergente, de toda discrepancia formal o conceptual. Porque ellos son, sí, siempre lo han sido, fuego que arde, voz que acompaña y alumbra: son nuestros, son parte inseparable de cada uno de nosotros los uruguayos. Y me causa alegría comprobar, en el propio personal sentir, que también siguen siendo inexorablemente míos, aunque como cantor no asumiría esos candombes tumbados ni ciertos textos (“tierra mía te han quebrado la razón y el corazón…”).

En el hecho mismo de que Los Olimareños nos canten aquí, surge evidente una Verdad: el Uruguay existe porque existimos los uruguayos, aunque todavía sobrenaden, en esa realidad terrencial, los dudosos de nuestra “viabilidad” como nación, y porque nadie acallará jamás las voces de los vivos ni el reclamo de nuestros muertos. Así será siempre, desde la comarca y la ausencia, desde el dolor y la lucha, desde la claridad del llanto y el fuego de la ira o la fiebre del primer exilio. Un día entraremos, juntos, en nuestro país del futuro. Porque la muerte nos ama. Pepe, pero es mala hembra y nunca nos dará alimento, nunca nos cuidará; para ella “no somos nada”.

Bienvenidas vuestras canciones a nombre de nuestra tierra, la que nos ama más, la que siempre dará cantores y fue capaz de engendrar vuestras propias excelencias. Bienvenidos ustedes a México, territorio de América Latina.

Alfredo Zitarrosa

* * *

Es una alegría que por fin se edite, en México, un disco de Los Olimareños. Allá en el Uruguay, nuestro país, y en la Argentina, Pepe y Braulio han grabado una veintena de long-plays y sus canciones porfiadamente permanecen en labios de la gente. Las dictaduras del río de la Plata han prohibido a Los Olimareños, porque son verdaderos y cantan opinando. El exilio, por suerte, no los ha dejado mudos. Es de celebrar que estas voces del pueblo continúen resonando, invictas, bajo otros cielos. Muy de allá son los aromas y sabores que convocan. Buenos son, también, para el convite. Los Olimareños cantan como quien ofrece vino.

Eduardo Galeano

Contenido:

  1. Adiós, mi barrio (Víctor Soliño – Ramón Collazo) (4:58)
  2. Valsinha (Vinícius de Moraes – Chico Buarque) (2:39)
  3. Sin fogón (Braulio López) (3:26)
  4. Rumbo (Rubén Lena – Óscar Prieto) (1:55)
  5. Noche, noche (2a. versión) (Rubén Lena – Braulio López – José Luis Guerra) (5:35)
  6. Oh, qué será (Chico Buarque) (3:00)
  7. Nuestro camino (1a. versión) (Marcos Velásquez) (3:26)
  8. Ta llorando (1a. versión) (José Luis Guerra) (5:12)
  9. Quirpa llanera (Popular venezolana) (2:24)
  10. Donde arde el fuego nuestro (Rubén Lena) (4:27)

Donde arde el fuego nuestro (1978)

¿Qué te ha parecido?

¿Cuántas estrellas le das?

Promedio de puntuación 4.2 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Pin It on Pinterest